Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cardiólogos analizan implicaciones de la consulta virtual y telemedicina

Cardiólogos analizan implicaciones de la consulta virtual y telemedicina

SANTO DOMINGO.- El Capítulo Norte de la Sociedad Dominicana de Cardiología llevó a cabo el webinar “Consulta virtual y telemedicina: Implicaciones éticas, económicas y legales”, a cargo de los doctores César José Herrera, José Natalio Redondo, Nelson Báez Noyer, la doctora Máxima Méndez y el licenciado Tomás  Belliard.

Durante este conversatorio los panelistas abordaron el inicio y desarrollo de la telemedicina en el área de la cardiología, sus ventajas, limitaciones y algunas perspectivas sobre el futuro de la misma.

En este sentido el doctor Herrera detalló las ventajas de la telemedicina tanto para el proveedor como para el paciente. En este sentido explicó que no existe una condición particular para abordar un paciente por telemedicina, sino que es la situación  clínica del paciente la que debe si puede ser tratado por esta vía,  “cualquier paciente que esté potencialmente inestable no debe ser visto por telemedicina, un paciente con falla debe ir para emergencia”.

La doctora Méndez de su lado explicó que la gran limitación a parte del acceso a la tecnología  que tiene la población para ser tratada por telemedicina es la educación, “el paciente latinoamericano es un paciente que le gusta mucho el contacto con el doctor, por eso es que precisamente en este momento de pandemia es donde hay una mayor apertura y receptividad de parte del paciente para recibir este tipo de servicio”.

Destacó que los médicos cardiólogos tienen muchos pacientes envejecientes que no dominan la tecnología o no tiene el nivel de educación por lo cual deben apoyarse de un familiar para que le asista en la conexión.

Destacó que este momento es la coyuntura ideal para que se hagan las legislaciones y las sociedades médicas dejen establecida cuáles son sus necesidades y se legisle por las leyes correspondientes.

De su lado el doctor Redondeo planteó la necesidad de ordenar y asociarse en alianzas y usar la tecnología para ofrecer a los pacientes un buen servicio de acuerdo a sus deseos y necesidades, elaborado de tal manera que se pueda convertir en un proceso negociable para los pagadores responsables de sus usuarios y que el médico reciba la justa compensación.

De su lado el doctor Noyer destacó que para hacer una buena telemedicina basada en principios éticos claves el profesional de la salud debe tener competencias y estar autorizado para hacer la telemedicina, tener una buena relación médico paciente, ser responsable del historial clínico, seguridad y protección de los datos, sobre todo tener la ética, el consentimiento del paciente, así como saber guardar el secreto médico.

El licenciado Belliard enfatizó en que debe informársele al paciente las limitaciones que tiene la telemedicina en una consulta médica. Además enfatizó en que obviar la ley en cuanto al consentimiento por escrito al practicar la telemedicina podría traer consecuencias para el médico, porque si el paciente reclama ante un tribunal éste tendrá que aplicar la ley y no la excepción.

Los panelista coincidieron en que la telemedicina es el futuro, así como en la necesidad de tener legislaciones que la  reconozcan así sea de manera provisional, que se pueda consensuar con las Administradoras de Riesgos de Salud  de forma que reconozcan el pago se estos servicios y poder ejercerla sin tener inconvenientes ni limitaciones.

Agenda de Salud