Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Caso Clínico: Paciente masculino de 16 años con fiebre y dolor muscular

Caso Clínico: Paciente masculino de 16 años con fiebre y dolor muscular

Autor: María José Reyes. Estudiante de Medicina de cuarto año en la Universidad Iberoamericana (UNIBE). Representante Nacional del Comité Permanente en Intercambios de Investigación (SCORE) de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (ODEM). 

Un paciente masculino de 16 años acude a consulta acompañado de su madre presentando fiebres altas de tres días de evolución. Refiere que las temperaturas han sido de 39.9 grados Celsius el primer día, 39.8 el segundo día y 40.2 el tercero. Refiere que presenta escalofríos durante la noche con episodios diaforéticos. Su madre le ha dado acetaminofén en un intento de bajar las fiebres pero nada lo mejora. Como síntoma asociado, el paciente refiere mialgia general de tres días de evolución. Refiere que se encuentra mejor en decúbito supino pero que el dolor persiste al moverse. Su historia familiar y médica pasada no presentan hallazgos significativos. En el examen físico, el paciente presenta rash maculopapular en las extremidades inferiores y torso, no se acompaña de prurito y el paciente refiere no haber notado la aparición del mismo. El resto de la evaluación del paciente no es significativa.

Se ordenan pruebas de laboratorio y análisis serológico arroja el diagnóstico de dengue.

El dengue es un virus muy común en países tropicales como la República Dominicana, es un virus transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti. La incubación del mismo es de 3 a 7 días. Las personas infectadas por el virus se convierten en multiplicadores del mismo y pueden transmitir la infección al vector mosquito durante un lapso de alrededor de 5 días.

El virus del dengue se presenta con fiebres elevadas de 40 grados Celsius y cefaleas, mialgias, artralgias, linfadenopatía y malestar general. Actualmente no existe una cura para dicha enfermedad, el tratamiento es sintomático, pero si existe la prevención por medio de una vacuna. La Dengvaxia (CYD-DTV) es la única vacuna que actualmente se encuentra comercializada. Fue desarrollada por Sanofi Pasteur, una compañía farmacéutica dedicada al desarrollo de vacunas. Esta vacuna está recomendada para personas entre los 9 y 45 años de edad que ya hayan tenido una infección previa por el virus. Esto es porque si el paciente no ha sido infectado previamente y recibe la vacuna, existe la posibilidad de que sea susceptible a una infección por dengue grave al ser picado por el mosquito.

En la República Dominicana, el dengue y dengue grave presentan un gran problema para la sociedad. Según el ministerio de Vigilancia en Salud Pública, en las primeras 4 semanas del año 2020 se reportaron 1,347 casos de dengue en el país, siendo las ciudades más afectadas Santiago y Santo Domingo. Se reporta que la incidencia acumulada del virus es 4 veces mayor que la reportada en el mismo período del año anterior.

La población dominicana no parece estar informada acerca del grave problema que posa este virus para la sociedad. La pandemia del Covid-19 ha nublado la conciencia del pueblo, provocando un aumento de acumulación de aguas posadas y falta de higiene en los tanques.

Ya que el mosquito del dengue se reproduce en recipientes de basura con agua posada, y que el país actualmente mantiene un toque de queda debido al coronavirus desde las 5 de la tarde a las 6 de la mañana, las personas están forzadas a convivir en ambientes sucios y llenos de desperdicios en los barrios. En los lugares menos accesibles del país, las personas tienden a vivir en espacios pequeños, con poca filtración de lluvias y muchas agua posada, esto potencialmente ha de provocar que la incidencia del virus siga aumentando en lo que resta del año. Esto es, si no creamos conciencia de aquello que nos está rodeando. Debemos estar apercibidos de la amenaza que es este virus al igual que el Corona. Debemos optar por entornos limpios, basura recogida y medidas de prevención tales como el repelente y el uso de vestiduras cubiertas durante el día; ya que el mosquito del dengue suele picar de día, así como el del zika y el chikungunya.

A pesar de que el virus del dengue no suele ser mortal, con una tasa de mortalidad del 2,5%, su incidencia mundial en el año 2012 fue de 390 millones de personas. La prevención del mismo es lo más deseable y la eliminación de la propagación solo se logra al disminuir la cantidad de personas infectadas. Nuevamente, resaltamos que para esto es necesario la prevención personal por medio de la higiene de los entornos y las medidas necesarias para prevenir picaduras de mosquitos.

Referencias:

1.         Dengue. Organización Mundial de la Salud (WHO). (SF).

2.         Prevención del Dengue. Centro de Control de Enfermedades (CDC). (2019).

3.         Dengue en República Dominicana. Vigilancia en Salud. (2020).

4.         Epidemiología Dengue. Asociación de Médicos de Sanidad Exterior. (2012).

Agenda de Salud