Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Especialista sostiene factor genético influye en incidencia del Déficit de Atención e Hiperactividad

Especialista sostiene factor genético influye en incidencia del Déficit de Atención e Hiperactividad

SANTO DOMINGO.- El trastorno de Déficit  de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que no tiene una causa específica ya que en él intervienen factores genéticos, biológicos y ambientales. Hay una dificultad en el sistema nervioso central, así lo explicó la licenciada Jeaneldfred Beltré, psicoterapeuta infanto-juvenil.

La licenciada Beltré explicó que hay mayor incidencia de este trastorno cuando existen antecedentes familiares, “un niño que hoy está presentando TDAH es por que posiblemente existan aspectos genéticos que estén envuelto en esto, ósea, algún pariente, papá, mamá, etc.”.

A propósito de conmemorarse este 13 de julio el Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, la especialista manifestó que anteriormente se diagnosticaba el TDAH hasta los siete años de acuerdo al DSM-4, sin embargo, con el DSM-5 ha venido a cambiando  y el CIE-11, “tenemos hasta los 12 años, e incluso podemos verlos hasta etapas ya adulta”.

Detalló entre las principales manifestaciones del TDAH están síntomas de hiperactividad, impulsividad, conductas agresivas, conductas de desconcentración, dificultades de memoria, “esto es un niño que suele olvidársele las cosas, es un niño que dice que está impulsado, como si fuese un motor lo que lo mueve y tiene dificultades serias con la frustración, es decir, una muy baja  tolerancia a la frustración”.

La licenciada Beltré quien además es secretaria general del Colegio Dominicano de Psicólogos (CODOPSI) sostuvo que, en cuanto a las comorbilidades en el TDAH, este síndrome suele estar vinculado al trastorno de negativismo desafiante y al trastorno de conducta.

Resaltó la importancia de una atención profesional temprano, “el mal a tiempo tiene remedio, no es que el TDAH va a desaparecer pero si los síntomas agresivos, esos síntomas bastantes fuertes pueden bajar con la terapia y el niño puede hacerse incluso más funcional”.

La especialista explicó que en el país la prevalencia es mayor en niños que en niñas y que en cada aula de dos a tres niños van a presentar TDAH, “esta suele estar más presente en niños entre seis a ocho años aproximadamente, yo casi no veo niñas con TDAH pero esto no quiere decir que no existan”.

Asimismo destacó que para hacer el diagnóstico es importante diferenciar los diferentes tipos y manifestaciones ya que las personas consideran que el niño que tiene  hiperactividad obligatoriamente tiene que tener  déficit de atención, no obstante existen tres tipos que son; el tipo hiperactivo e impulsivo, el tipo con déficit de atención y el tipo combinado que es el trastorno de déficit de atención e hiperactividad, ósea, tiene ambos síntomas.

Dijo que las terapias para el TDAH deben ser totalmente lúdicas, siendo la más efectivas la terapia cognitiva conductual, para niño mayores de siete a ocho años, “en niños mayores nos enfocamos en sus deficiencias, en actividades para fomentar la atención, la concentración, la memoria”.

En relación al uso de la tecnología señaló que no es malo utilizarla siempre y cuando no sea en exceso y bajo supervisión de los padres, “yo estoy de acuerdo con que vayamos innovando y que estemos en el tema de la tecnología pero yo recomiendo que si se va a utilizar un videojuego para trastorno de déficit de atención con hiperactividad debes estar muy sujeto a los padres estar al lado”.

Para tratar a los niños con TDAH la especialista recomendó trabajar sopa de letras, laberintos, crucigramas, búsqueda de palabras en el diccionario, las caligrafías, los dibujos, tarjetas de memoria, la relajación, que aprendan a respirar, a conocer y controlar sus emociones, trabajar el reforzamiento, el autoestima, el auto concepto, su auto valía y la extinción total del castigo físico.

Agenda de Salud