Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Hasta qué edad es factible congelar los óvulos?

¿Hasta qué edad es factible congelar los óvulos?

ovulos congelados

ESPAÑA. – ¿Quieres ser madre, pero no encuentras el momento? Cada vez son más las mujeres que deciden congelar sus óvulos (vitrificación de ovocitos se llama en realidad) para echar mano de ellos más adelante y evitar los problemas de fertilidad que pueden aparecer pasada la treintena. Los especialistas marcan los 35 como la edad a partir de la cual puede ser tarde para la vitrificación, porque no solo desciende la cantidad sino también la calidad de la reserva ovárica

Los óvulos son los grandes protagonistas de la reproducción, y al nacer las niñas suelen tener un millón, pero los van perdiendo y cuando llegan a la adolescencia, quedan unos 300.000. Durante su etapa reproductiva, la mujer cuenta aproximadamente con 400 óvulos para intentar ser madre.

Así, de media, una joven de 18 años tiene alrededor de un 86% de fertilidad, y la va perdiendo de tal manera que cuando supera los 40 únicamente tiene un 36%, con lo que la posibilidad de ser madre de forma natural se reduce considerablemente.

La doctora Loreto López, especialista en diagnóstico genético, y la ginecóloga Victoria González Villafañez, ambas de la clínica Ginefiv, coinciden en que lo ideal sería vitrificar los ovocitos cuando se tienen entre 20 y 30 años, pero entienden que es una edad en la que la mujer ni se lo plantea, al menos que tenga una enfermedad, como el cáncer, que obliga a tratamientos que provocan daños irreversibles en los óvulos.

Según Loreto López todavía no existe nada que permita darle la vuelta al reloj biológico reproductivo de las mujeres, y “no se pueden convertir los ovocitos de mala calidad en ovocitos de buena calidad”.

Los ovocitos son células no regenerativas con una vida de 13 a 50 años de latencia, “sujetos a exposiciones ambientales difíciles de cuantificar. Va a disminuir la cantidad y calidad en mujeres mayores de 35 años, y existe una creencia errónea de que las técnicas de reproducción asistida pueden paliar ese retraso a la hora de ser madre”.

Otra de las razones por la que los especialistas aconsejan que se congelen cuanto antes es precisamente para evitar el impacto emocional que supone ser madre con los óvulos donados de otra mujer.

Sucede, explican las citadas especialistas, que hoy en día muchas mujeres empiezan a pensar en ser madres sobre los 35 años y mientras lo intentan infructuosamente pasan unos cuantos años, con lo que llegan a las clínicas de fertilidad rodando los 40, cuando su reserva ovárica ya no es la óptima.

Y también hay que ser conscientes, apunta la doctora González Villafañez, que por encima de los de 40 ,y sobre todo los 45, la maternidad tiene sus complicaciones porque aumenta el riesgo de hipertensión y de diabetes estacional, entre otros, y aunque es verdad que actualmente se controlan los embarazos muy bien, el útero seguirá siendo el de una mujer mayor.”

Fuente: EFE Salud

Agenda de Salud