Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué es la Fiebre del heno?

¿Qué es la Fiebre del heno?

Autor: Rosanel Veras Amador. Estudiante de Medicina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Miembro del comité SCOPH. Miembro del Subcomité Salud Mental. Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (ODEM).

La fiebre del heno, podemos conocerla con diferentes nombres como son (Rinitis alérgica, Alergia al polen o Pituita) La fiebre de heno es causada por sustancias alergénicas como son los pólenes y se presentan primordialmente en primavera y otoño.

Llamamos Fiebre del heno o pituita la que es causada por alérgenos como el polen (de árboles, gramas, de hierbas, moho y ácaros del polvo), esta es una inflamación de la mucosa de las fosas nasales producidas por reacciones de hipersensibilidad, que se puede dar en nuestro organismo en determinados casos frente al contacto o exposición que se puede dar con el polen de las plantas, cuando las plantas desempeñan la polinización en determinados tiempos del año. 

Todos tenemos una serie de anticuerpos cuya función consiste en que nuestro organismo no reaccione al polen sustancias alérgicas. Sin embargo, en determinados casos el organismo activa un sistema de defensa que nos hace reaccionar de forma desproporcionada al polen. Esta respuesta del sistema de defensa se produce cuando el polen entra en contacto con: La nariz, ojos, garganta, boca, tráquea.

¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas son estornudos, congestión y secreción nasal, comezón de la nariz, Cosquilleo en la nariz, Garganta seca, Moqueo, Tos, Molestia ocular, enrojecimiento picor y lagrimeo.

Recomendaciones 

En casa:

  • Mantener una humedad de entre el 40% y 60%, para mantener la mucosa nasal húmeda.
  • Mantener todas las puertas y las ventanas bien cerradas en días de viento fuerte.
  • Es importante el control ambiental como por ejemplo usar el acondicionador de aire, especialmente en su habitación, para los pacientes sensibles al polen y a ácaros.
  • Los medicamentos como los antihistamínicos y los spray nasales de esteroides frecuentemente son útiles. 

En el exterior:

  • Utilizar gafas de sol para proteger los ojos del polen.
  • Mantener las ventanillas del coche cerradas.
  • Evitar los alimentos que pueden desencadenar una reacción alérgica o fortalecerla, como la piña, la carne fresca y los huevos.

Bibliografía
Álvarez Castelló, Mirta, et al. “Rinitis Alérgica y Rinosinusitis: Una Revisión Necesaria.” Revista Cubana De Medicina General Integral, 1999, Editorial Ciencias Médicas.


“Rinitis Alérgica (Fiebre Del Heno).” Mayo Clinic, Mayo Foundation for Medical Education and Research, 19 Mar. 2019.

Agenda de Salud